X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los problemas de Lim en bolsa explican su nula inversión en el VCF 

El empresario singapurense está totalmente centrado en sus inversiones en Londres porque en los últimos años no cesan de perder valor y el Brexit puede darle un golpe importante a su fortuna 

1/03/2017 - 

VALENCIA. Una de las grandes preguntas que se formula el valencianismo en los últimos meses es por qué el máximo accionista, Peter Lim, no aparece por Valencia. Es llamativo que ya sean nueve meses sin venir a la ciudad ni aparecer por el estadio cuando sí ha venido a Europa y también a España. Ese hecho, es interpretado en muchos casos por el aficionado valencianista como una falta de interés en el club y como una pérdida de la ilusión inicial que tuvo cuando adquirió la mayoría accionarial del Valencia CF y el equipo tenía una buena dinámica de resultados.

Sin embargo, además de los motivos puramente deportivos los cuales son evidentemente muy negativos, la poca implicación del asiático en el club y la nula inversión de capital en las últimas fechas tienen también una respuesta clara en los problemas que está atravesando Peter Lim en sus negocios personales. Este periódico viene informando puntualmente en los últimos meses de las perdidas continuadas que Lim está teniendo en bolsa a través de su principal vehículo de inversión: Rowsley.

Las dos principales apuestas de Peter Lim en los últimos años han sido el proyecto faraónico de Iskandar Malaysia así como el hotel y las cafeterías temáticas en el Reino Unido. La primera con cambio de modelo incluido, dado que lo que comenzó siendo un negocio puramente inmobiliario ha derivado en la apuesta por los sectores de salud y bienestar con la construcción de una 'miniciudad' sanitaria- con hospitales, centros de atención y, entre otros una escuela de medicina. 

Pero Iskandar Malaysia es solo eso de momento: un megaproyecto donde se llevan invertidos más de 50.000 millones de euros y donde Lim participó desde sus orígenes (2006) adquiriendo una serie de terrenos y a fecha de hoy solo está inyectando dinero y no hay que olvidar que la fecha inicial prevista para lo que sería la mayor ciudad verde del mundo está fijada en el 2020.

Por si fuera poco, el empresario singapurense apostó fuerte por el negocio inmobiliario más allá de Iskandar Malaysia. Además lo hizo vía adquisiciones de empresas en los países próximos a Singapur a través RSP Arquitects Planners & Engineers, el despacho de arquitectura adquirido a finales de 2013. Y el 'ladrillo' también fue perdiendo valor aunque no de forma tan grave como sucedió en España. 

El caso de las inversiones en el Reino Unido tiene su miga porque el empresario asiático se topó con algo que pocos pensaban: que se iba a celebrar un referéndum en el Reino Unido... e iba ganar el Brexit. O lo que es lo mismo: abandonar la Unión Europea. Un hecho sin precedentes en la historia de los Veintiocho y con unos daños colaterales incalculables que ni los propios gobernantes británicos los conocen. Por no hablar del 'efecto divisa', es decir, de la pérdida de valor de su moneda.

Ambas inversiones están siendo malas para el asiático. De hecho, en esas inversiones Lim no sólo no está ganando el dinero esperado si no que está perdiendo mucho dinero. Es decir, todo está yendo al contrario de lo previsto pese a que el máximo accionista del Valencia CF haya expandido su radio de acción a otros negocios (portales inmobiliarios, firmas de ciberseguridad...), que tampoco le están rentando.

En las últimas dos semanas la empresa con la que invierte Peter Lim en bolsa, Rowsley Ltd. ha comunicado dos noticias muy preocupantes para sus propios accionistas. La pasada semana informó de un 'profit Warning' en la Bolsa de Singapur, que significa una revisión a la baja de las perspectivas sobre los beneficios que inicialmente había hecho la compañía cotizada.

Pero con la particularidad que esa 'alerta de beneficios' derivó directamente en una pérdida -y no pequeña- en sus resultados del pasado ejercicio. Una semana después informaba al mercado -es lo que tiene cotizar en bolsa que tienes que 'desnudarte' periódicamente- que había perdido de 42'6 millones de euros durante el pasado año. 

Conviene recordar que en 2015 ya presentó 'números rojos' por valor de unos 33 millones de euros, que atribuyó al deterioro de activos y a las menores ganancias tras el ajuste de valoración -por el 'efecto divisa'- de RSP Arquitects Planners & Engineers

La crisis inmobiliaria de Singapur y, principalmente, el Brexit están siendo sus dos principales escollos y el motivo del estancamiento de sus negocios así como de las constantes pérdidas que arrojan los balances de sus sociedad en los últimos meses. La gran preocupación de Lim en los últimos tiempos se centra en el Reino Unido ya que sus activos allí no cesan de perder valor y pese a que Rowsley asegura que las expectativas a largo plazo son buenas, la realidad es que nadie sabe que ocurrirá con el Brexit inglés y hasta que punto afectará al asiático. 

Peter Lim compró el Valencia CF en diciembre de 2014 y comprometió 95 millones de euros por las acciones de los que le quedan por pagar 36 millones a Bankia, ya que la entidad bancaria financió el pago de las acciones. Después inyectó un préstamo de 100 millones de euros para comprar futbolistas que en diciembre de 2015 fue capitalizado por el 11 por ciento más de las acciones del club valencianista. Desde esa inversión, hace ahora quince meses, Meriton dejó  de poner dinero en el club y únicamente lo ha hecho a través de una línea de crédito de la que el club ha dispuesto alrededor de unos 26 millones de euros que deberán ser devueltos. Buena parte de las inversiones de Lim dependen de lo que ocurra con el Brexit y sus consecuencias. Esa es ahora su principal preocupación y sin duda el motivo que explica su ausencia de tiempo de dedicación al Valencia CF. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email