X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de abril y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

Alegría: Tebas sigue

Los clubes españoles, siempre preocupados por tener una competición de vanguardia y no solo por conservar su pequeña porción de tarta, han evaluado bien quién debía seguir rigiendo los destinos nacionales...

7/10/2016 - 

VALENCIA. La Liga está en buenas manos, a pesar de algún marginal intento periférico e infiel por evitarlo. La Liga (solo hay que ver su pulcra y renovada imagen comparada con la de la Premier para ser consciente de lo chapuzas que son allá) sigue incesante su avance hacia la verdadera profesionalización tras años y años de rancio funcionamiento. Los clubes españoles, siempre preocupados por tener una competición de vanguardia y no solo por conservar su pequeña porción de tarta, han evaluado bien quién debía seguir rigiendo los destinos nacionales. Es él. Tebas nos representa. Ante Tebas “sí es sí”.

Alegría, Tebas sigue. Con él una Liga que apuesta por anular por fin la lacra de los comportamientos jurásicos, los actos racistas, los tics homófobos; las gradas limpias de actitudes impropias. Los clubes ponen en ese empeño sincero a un hombre como él, acostumbrado desde jovencito a luchar contra las injusticias. Vale que ha defendido posturas ultraderechistas, ha militado en formaciones racistas y ha mostrado simpatías por Le Pen, pero quién no ha tenido algún desliz en su vida. Pelillos a la mar.

Emoción, Tebas sigue. Con él una Liga justa que trata a todos sus clubes por igual, que defiende sus intereses sin supremacías elitistas, que es equidistante en el trato y se ocupa por ensamblar un producto, el de la Liga, verdaderamente atractivo más allá del hondo ombligo de los grandes transatlánticos. Bueno, quizá algún puntilloso podría referirse a la parcialidad de Tebas y sus afirmaciones sobre la necesidad de que Madrid y Barça mantengan su estatus a costa del resto, o su continuada apología del madridismo familiar, o su inclusión en los procesos de venta de los clubes (declaró su oposición a la entrada de Lim en España, ahora en cambio comparte fraternal meritonitis; ¡cualquier día Layhoon hace un Javier Gómez y acaba colocada en la LFP!). Pequeños detalles, en fin, que no deben empañar sus intentos por obrar un fútbol español desarrollado y donde todos reciben un mismo trato. 

Lujo, Tebas sigue. Y con él una Liga que por fin toma medidas para acabar con sus principales manchas, que levanta las alfombras y abandona la oscuridad preconstitucional y los chanchullos de copazo y puro. No nos engañemos, nadie como Tebas para contribuir al propósito. También en eso su trayectoria es coherente, batallando por un fútbol exento de turbiedad, un fútbol bien serio. Quizá los tipos listillos de salón sonsaquen las relaciones pasadas de Tebas con ejemplares de la peor calaña. Como

Piterman, del que el señor presidente de la competición fue cabo chusquero. Pero menudencias así no ensombrecen un pasado incólume.

Y euforia, Tebas sigue y el pueblo chino sonríe, agraciado con unos horarios que les permiten en masa acudir a su cita televisiva. Aunque a mí los horarios… psh. Cuando un espectáculo resulta lo suficientemente atractivo, jugar a las 12, a las 17 o a las 22 resulta irrelevante; uno lo acaba viendo. 

Los clubes de la Liga han vuelto a acertar. Imagino que no se les ocurrirá quejarse ni una sola vez de la gestión de un presidente intachable al que prácticamente nadie se ha atrevido a cuestionar. Los méritos de Tebas, su travesía gozosa a base de baño y masaje hertziano, bien lo merecen. Alegría, Tebas sigue.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email