X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de marzo y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

El tiempo se agota para Lim

6/11/2016 - 

VALENCIA. La derrota en Balaídos confirmó este domingo la nefasta situación del Valencia CF en la tabla, con un punto más que el descenso, y demostró que el equipo tiene muchísimas carencias que se le deben achacar al director deportivo, Suso García Pitarch, porque ha sido él quien ha configurado este equipo tan poco competitivo. La situación en la tabla del Valencia CF no es más que el fiel reflejo de la gestión diaria de la entidad. Esa gestión fue criticada con mucha fuerza por los accionistas el pasado viernes en la junta general de accionistas. 

Para mí, el titular del pasado viernes estuvo muy claro: un alto porcentaje del valencianismo ha perdido la confianza en el proyecto de Peter Lim y de sus gestores. No ven proyecto por ningún sitio y así se lo expresaron el viernes. Pese a que sólo fueron palabras fue el aviso previo a lo que Mestalla pedirá si las cosas no cambian con brevedad. Pedirán a Meriton que se vaya por donde ha venido. Y lo pedirán porque en el fútbol el largo plazo no existe, en el fútbol el largo plazo es mañana y el corto hoy. Y hoy, el Valencia CF es un equipo que coquetea con el descenso por segunda temporada consecutiva. Eso no hay dios que lo aguante y Lim no será diferente. 

Las multas y los pagos inesperados de anteriores gestiones son vergonzantes para los anteriores gestores. Eso es una realidad, pero no es una excusa valida para los actuales porque ellos compraron la sociedad sabedores de que todo eso podía ocurrir y para eso lo hicieron constar en el contrato de compraventa. Fueron las famosas contingencias. De hecho ellos venían para resolverlas y gestionarlas desde su súper profesionalización. No se puede justificar la gestión deportiva de Meriton porque ha sido un absoluto desastre. Desde que se le dio el poder a Nuno nada ha salido bien. Y eso se traduce en un equipo sin alma, sin jugadores con la calidad que se exige para jugar en Mestalla y con una afición al borde del desespero por no reconocer a su club. 

Lim ya no tiene más tiempo. Está al borde del fracaso y de que el valencianismo explote contra él. Él ha sido el principal responsable de los errores con sus decisiones y él está obligado a poner el dinero para arreglarlo. Los fichajes de enero son innegociables y es innegociable que se fichen ya. Ya es ya, para que Prandelli los tenga en Paterna la última semana de diciembre entrenando y compitiendo el 1 de enero. Ese debe ser el primer paso para evitar que el equipo pelee por salvar la categoría y nos ahorremos meses de angustia. 

Recuperar al equipo pasa por fichar pero además Lim debe trabajar para recuperar algo de la confianza del valencianismo y eso pasa irremediablemente por fichar también a más gente de fútbol en las oficinas. Recuperar identidad y gente que se identifique con la afición. Además, me permito el lujo de darles un consejo. Recuperen a la Curva Nord a pleno rendimiento. El equipo lo agradecerá y Mestalla le garantizará un mínimo de 30 puntos de los 42 que quedan por jugarse en casa. La medida de crear una grada más joven es una excusa. Si hay alguien que no se comporta como dios manda en la Curva, alguien que amenece a otro, alguien que no respete, expúlsenlo de ahí, pero no se carguen una grada de animación que se creo en tiempos de crisis y fue un fichaje mucho más rentable que muchos de los que se han hecho y le han costado más de 30 millones al club. 

El valencianismo está hundido. Triste. Enfadado. Hace tiempo que perdió la ilusión por su club y hay domingos que ni siquiera se sienta frente al televisor para ver el partido o coge el metro o la moto para ir a Mestalla. El Valencia CF es un gran club que no merece lo que le está tocando vivir. Ustedes vinieron para cambiar todo eso y realmente la situación deportiva es peor que cuando llegaron. El tiempo se agota y sólo un gran cambio de timón podría hacer cambiar el gran fracaso hacia el que se dirige el proyecto del asiático Peter Lim.

PD: Otro día de esta semana hablamos del compromiso inclumplido de acabar el nuevo estadio. En el contrato existe la obligación de acabarlo para el centenario. Si está para 2020 y se corrige lo deportivo podremos dejarlo en anécdota. Pero los contratos están para cumplirse. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email