X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 29 de abril y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

FÓRMULA UNO / GP BAHREIN

Hamilton y Vettel se retan en el desierto

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) se retarán de nuevo este fin de semana en el Gran Premio de Bahrein, el tercero del campeonato, que se disputará en el circuito de Sakhir

14/04/2017 - 

VALENCIA.  El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), los dos pilotos más laureados en pista, que comparten liderato en el Mundial de Fórmula Uno, se retarán de nuevo este fin de semana en el Gran Premio de Bahrein, el tercero del campeonato, que se disputará en el circuito de Sakhir.

Vettel, de 29 años, líder del cuatrienio glorioso de Red Bull (2010-13), ganó la primera prueba del año, en Melburne (Australia). Donde fue segundo Hamilton, de 32 y triple campeón mundial, que logró invertir puestos el pasado domingo en China, provocando el empate entre ambos, con 43 puntos, al frente del certamen.

Hamilton se exhibió en Shánghai, con un Grand Slam -triunfo desde la 'pole', liderando de principio a fin y firmando la vuelta rápida- que le supuso mejorar a 54 su propia segunda mejor marca histórica de victorias; e igualar, con 106, la segunda de podios, que detentaba hasta el domingo en solitario el galo Alain Prost, cuádruple campeón del mundo.

Cifras que sólo mejora el alemán Michael Schumacher, el "hombre récord" de la F1, siete veces campeón del mundo, que ganó 91 carreras y subió 155 veces al cajón.

Pero si Hamilton anunció que busca un cuarto título, Vettel no le va a hacer ascos a un repóquer de coronas que lo igualaría al mito argentino Juan Manuel Fangio, y en sólo dos carreras demostró que Ferrari vuelve por sus fueros.

Ambos se medirán de nuevo este fin de semana en Sakhir, un circuito de 5,412 metros al que el domingo está previsto dar 57 vueltas. construido en el desierto, a las afueras de Manama, la capital de Bahrein, situada en la mayor de las más de treinta islas que integran el archipiélago del reino de la Península Arábiga.

Donde, a excepción de 2011, se corre desde 2004 (el 4 del 4 del 4, con victoria de 'Schumi'). Y donde estará al quite el holandés Max Verstappen (Red Bull), el más joven ganador de la historia -con 18, al vencer en España, en 2016-, tercero, tras firmar la remontada en China. Y que ocupa ese puesto en la general, con 25 puntos.

Nadie ha ganado más veces en Bahrein que el español Fernando Alonso, campeón del mundo en 2005 y 2006, con Renault, que, tras hacerlo esos dos años, se impuso de nuevo en 2010, en su primera carrera como piloto de Ferrari. Sin embargo, el asturiano no contará entre los favoritos esta vez, con un McLaren-Honda de escasa fiabilidad con el que se ha visto obligado a abandonar en las dos primeras carreras del año.

Alonso no corrió el año pasado en Sakhir, ya que, por precaución médica, se lo negó la FIA (Federación Internacional del Automóvil), tras dañarse una costilla en un espectacular accidente en Albert Park. Al ovetense lo sustituyó ese día su actual compañero, el belga Stoffel Vandoorne, decimotercero este año en Australia y retirado asimismo en Shanghái.

Con Alonso con escasísimas posibilidades de éxito, la atención del público español se centrará de nuevo en Carlos Sainz (Toro Rosso), que está causando una muy grata impresión en el arranque de su tercera temporada en la categoría reina del automovilismo.

El hijo del doble campeón mundial de rallys de mismo nombre acabó octavo en Australia y fue séptimo en China, donde sorprendió al ser el único en arrancar con 'slicks' -el resto lo hizo con neumáticos intermedios-, en una pista que aún se estaba secando de la lluvia caída instantes antes de la carrera.

Sainz fue el mejor de entre los terrenales, en una carrera en la que acabó por detrás de los Mercedes -el finés Valtteri Bottas fue sexto-, de los Ferrari -Kimi concluyó quinto- y de los Red Bull de Verstappen y del australiano Daniel Ricciardo, cuarto en Shanghái.

En Sakhir, con dos zonas de DRS -en la entrada de la primera y de la undécima de las quince curvas- buscará, como mínimo, entrar de nuevo en los puntos el mexicano Sergio Pérez, que en 2014 logró en este circuito el cuarto de los siete podios que lleva en F1, el primero con su actual escudería, Force India.

'Checo' acabó séptimo en Australia y noveno en China; y es octavo, empatado con el brasileño Felipe Massa (Williams), en el Mundial, con ocho puntos, dos menos que Sainz, que es séptimo.

En Bahrein está previsto que se ruede, con neumáticos de compuestos superblandos (reconocibles por la raya roja), blandos (amarilla) y medios (blanca), a partir de este viernes, cuando arranquen los entrenamientos libres. Que se prolongarán el sábado con un tercer ensayo, previo a la calificación que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email