X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de abril y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

OPINIÓN 

La multa de la UE es una estafa que la Generalitat no puede consentir

13/10/2016 - 

VALENCIA. El pasado mes de julio la Unión Europea sancionó al Valencia CF con 20,4 millones de euros, más 2,9 en intereses, por un aval que en 2009 recibió la Fundación Valencia CF para comprar la mayoría accionarial, en una operación que con el tiempo se supo habían tramado políticos y banqueros para controlar desde sus despachos el Valencia CF. 

Aquella operación que según los brillantes gestores de la época le salvó la vida al club, la gran mentira que siempre contaron para asustar al aficionado, hoy le supone a la entidad de Mestalla un problema gordo y muy injusto. Ante esa multa, hasta hoy, el Gobierno Valenciano, que es el beneficiario de la multa, ha tenido una postura liviana y bastante cómoda. Desde el inicio se ha escudado en que la sanción llega desde Bruselas y que ellos deben hacer cumplir lo que les marca Europa. 

Y no es justo. El Gobierno Valenciano no puede mirar hacia otro lado y exigirle al Valencia CF 23,3 millones de euros en un sólo pago y antes del 15 de noviembre. Es inmoral que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) le exija al club de Mestalla un sólo euro. Y es inmoral porque los que dieron el aval de manera incorrecta fueron ellos. No los actuales miembros del IVF si no sus antecesores. Fue un aval que nunca debió darse, pero el Valencia CF ya pagó el dinero que salió de la caja de los valencianos. Concretamente lo pagó Meriton. La fiesta que montaron José Luis Olivas y Francisco Camps, para que Manuel Llorente y sus acólitos manejaran a su antojo el Valencia CF la pagó Peter Lim. El 1 de diciembre de 2014 el singapurense abonó en un sólo pago los seis millones de euros que el IVF le pagó a Bankia en su momento. 

La multa no la recibe el club valencianista por no haber pagado. Eso es algo que debe quedar claro y que como nadie explica queda la nebulosa en el ambiente que algunos aprovechan para pronunciar el ya manido 'que lo pague el chino'. Me aseguran que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, le dice a la presidenta del Valencia CF, Lay Hoon Chan, que harán todo lo posible para que la mercantil valencianista no tenga que abonar esa multa que también ellos entienden como injusta y sobre todo desorbitada. Sin embargo, me parece llamativo que haya otros políticos de su gobierno, levantinistas de pro y no hablo de Manuel Illueca, que se mofan de la multa al Valencia CF y aseguran que le sacarán hasta el último céntimo a los 'chinochotos', termino con el que se refieren al club de Mestalla en sus grupos de WhatsApp. 

Más allá de los odios de cada uno, que son respetables, estaría bien que el presidente de la Generalitat se mojara y ayudara al Valencia CF. Y no en un ejercicio de ayuda política. Más bien en un ejercicio de justicia con una entidad que sigue teniendo problemas económicos y que ya pagó lo que se le exige. La manera de proceder de Meriton desde que aterrizó en el fútbol ha sido siempre de prudencia, cautela y de no levantar la voz. Sin embargo, estaría bien que alguien le aconsejara de una vez a Peter Lim levantar la voz y exigir lo que es justo. Ninguna ayuda pública, pero tampoco ninguna multa en forma de estafa. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email