X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de abril y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

OPINIÓN 

Sr. Lim ¿Dónde está? ¿A dónde nos lleva? 

21/11/2016 - 

VALENCIA. Ya no me creo este proyecto. Y digo proyecto porque tengo que llamarlo de alguna manera, pero lo que Meriton ha llevado a cabo en el Valencia CF es de todo menos un proyecto a largo plazo. Esa magnífica expresión que le ha servido a Layhoon como cortafuegos de casi todo hasta hace unos meses. Ahora ya no cuela. Proyecto no se corresponde cuatro entrenadores en un año, alrededor de dos plantillas diferentes en tres cursos, tres directores deportivos y así hasta el infinito. Señor Lim, sé que no leerá este artículo pero es muy posible que sí lo lean sus enviados a la ciudad. Su problema no debe ser que yo me crea o no a Meriton, su problema es el que valencianismo ya no se lo cree. 

Y es imposible creérselo cuando el máximo accionista, usted señor Lim, lleva sin aparecer desde mayo por Valencia, la ciudad de su equipo, cuando ha acudido dos veces a Mestalla durante 2016 y nos dicen que usted compró las acciones porque es un apasionado del fútbol que se enamoró de nuestro estadio porque le recordó y le entusiasmó más que Anfield. Si así fuera, vendría, sufriría con nosotros y por su inversión. De esa manera podríamos entender de una manera más cercana su preocupación. 

Sin embargo, es complicado creer cuando ves que el verano en el que no podía dejar de invertir, si de verdad quería un equipo ganador, lo ha hecho. Porque en ningún plan de negocio ganador se entiende que el pasado verano hubiera +71 en la resta ventas menos compras cuando se permitía un +41. El verano pasado era el momento de invertir, no le hablo de 100 millones para que cobrara el Benfica, le hablo de otros 30 millones más de lo que se gastó y haber fichado dos buenos jugadores de ataque. Lo del verano fue sospechoso porque no se reforzó el equipo para asegurar Champions. Se hizo encaje de bolillos para cuadrar las cuentas y recuperar la inversión de 100 millones en los balances de la sociedad. 

Entiendo que sus hombres en las oficinas le digan lo vergonzoso que debe ser todo lo que llega de gestiones anteriores pero señor Lim, nosotros esperábamos mucho del Valencia CF que veríamos en el césped de la mano de un multimillonario apasionado del fútbol. Si le soy sincero a mí, y creo que a la mayoría, no me importa que no venga a Mestalla o a Valencia porque el que se lo pierde es usted. Para el valencianismo ir al estadio es una religión, una costumbre que no cambia pese a los horarios del indecente presidente de la Liga. Ahora mismo, lo que me preocupa y mucho es saber hacia donde lleva al Valencia CF. 

Dijo Layhoon en la junta, desde ese día está desaparecida en combate y ni siquiera acudió este domingo a Mestalla porque estaba en Singapur, que tenían muchas juntas por delante porque habían comprado las acciones para muchos años. Ese día también anunció que no acabarían el estadio pese al compromiso que sí existe en el contrato, se lo remitiré a alguno que trabaja en oficinas y que ahora filtra a algunos amigos periodistas que no estaba en el contrato, también dijo que esta temporada no se iban a permitir que fuera como la anterior. De momento lo están logrando, es mucho peor y lo que nos acongoja a los que sí vamos a Mestalla es ver que el equipo se hunde y aquí nadie se mueve. 

Yo fui, como aficionado y como periodista, uno de los miles que creyó en usted. Me ilusioné señor Lim. Hoy no tengo ilusión. Tengo miedo. Miedo por ver al club que quiero abandonado a su suerte. Con un montón de empleados que sólo piensan en su puesto y no en la entidad. Con sus enviados intentando achicar agua en un barco que se hunde y que ellos no saben conducir. Con una plantilla corta, con pocos recursos y un entrenador que le manda mensajes en el césped porque necesita refuerzos. 

La situación es de angustia y ya no hay más paciencia ni más largos plazos. Es momento de movimiento. El valencianismo ya lo ha iniciado. Quiere un club serio y merece un club serio. Se lo va a exigir y usted debe saberlo. Señor Lim, no me importa si viene pero; ¿Señor Lim a dónde nos lleva?

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email