X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 30 de abril y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

Vicente Solá: "Hemos encontrado el camino correcto para que Valencia Basket siga creciendo pero con presupuestos equilibrados, sin desmadrarse"

El presidente de Valencia Basket repasa en Plaza Deportiva los treinta años de historia del club donde se han vivido momentos muy bueno como el actual o la copa del 98 u otros malos como el descenso en 1995 o el amago de marcha de Juan Roig en el año 2009

16/11/2016 - 

VALENCIA. Vicente Solá, presidente del Valencia Basket, ha vivido todas las épocas del club desde su 'nacimiento' en aquel verano de 1986. Llegado desde el Valencia CF, el directivo repasa en Plaza Deportiva los inicios de la entidad, los momentos amargos, los éxitos de principios de siglo y el amago de marcha de Juan Roig, antes de dar paso a la actual situación del club valenciano.

· ¿Cuál es la salud de Valencia Basket hoy?
· Valencia Basket tiene una salud excelente en este momento y como expectativa de futuro, excelente también. Nosotros tenemos lo que muchos clubes no tienen que es una economía totalmente saneada, con un mecenas y dueño del club que hace un esfuerzo económico tremendo para que todos podamos disfrutar del baloncesto del máximo nivel en Valencia y tenemos la ilusión de seguir creciendo todavía porque todavía no hemos llegado al top y tener también las instalaciones para el baloncesto de base, que se están construyendo y serán las mejores de Europa. Dentro de un año Valencia tendrá unas instalaciones para deporte de base al nivel más alto de Europa para poder acoger campeonatos importantes de categorías de base y en cuanto al equipo profesional no nos podemos quejar, cada año hemos estado ahí compitiendo con los mejores y queremos seguir compitiendo.

Queremos estar en la Euroliga, hemos sufrido muchas trabas y hemos tenido la desgracia que las licencias no nos hayan permitido competir aun habiéndolo ganado en la pista, pero tenemos que seguir esta linea y también es cierto que las cosas van cambiando y los organizadores de la Euroliga también se dan cuenta de que el modelo tiene que ir siendo más atractivo para Valencia Basket y similares y la nueva fórmula quizás nos permita estar ahí y esa es nuestra ilusión, poder competir con los mejores.

· Parece fácil ahora llegar hasta aquí, pero son treinta años donde se ha vivido todas situaciones sobre todo hace ahora 7-8 años donde la situación fue muy complicada.
· Han sido treinta años que igual para muchos es poco tiempo pero para nosotros es un largo camino en el que han pasado muchísima personas que han colaborado para que el Valencia Basket sea hoy el que hemos descrito anteriormente. También hay que tener un recuerdo para todos aquellos que ayudaron al crecimiento del club y que ya no están pero está claro que en treinta años ha habido muchos momentos, muchos altibajos, momentos de gran felicidad y gran ilusión, su desilusión y perdida de creencia donde el proyecto no camina por donde quieres.

Probablemente el peor momento que vivió este club fue en el año 1995 con el descenso, que fue una caída muy fuerte para aquella época porque pasabas de la élite a la EBA que fue una andadura en el desierto que duró un año y después pudimos renacer de nuestras cenizas y con la llegada de Miki Vukovic llevamos un camino con gente joven.

Precisamente el año que descendimos fue el que año que más presupuesto tenía Valencia Basket y el equipo se hundió y entonces nos dimos cuenta que todo no es dinero y hacia falta otros ingredientes más importantes que el dinero y eso nos sirvió para iniciar un camino con Vukovic y nada más regresar a ACB, en 1998 pudimos ganar la Copa del Rey, una Copa que fuimos a jugar con la expectativa de que la derrota en el primer partido no fuera muy abultada y finalmente conseguimos ganar. 

El equipo tras esa Copa lleva un camino correcto en ascenso, consiguiendo la primera Eurocup -entonces Copa Uleb- con una gran generación de jugadores. Luego tuvimos mala suerte porque apostamos por Rigaudeau que tuvo muchos problemas con las lesiones y la aventura en Euroliga no terminó de la mejor manera posible, con aquel incidente en el encuentro ante Maccabi que no se disputó nunca y eso nos eliminó, aunque para mí fue muy buena tras la primera participación y nos queda a todos esa pequeña mancha de no ir a Tel Aviv, un partido que debió ser aplazado.

· Ese momento en Euroliga, jugar una final de ACB, ¿hizo pensar al club que se está demasiado arriba y se perdió el norte que se inició con Vukovic?· Fueron momentos de altibajos, con unas plantillas espectaculares que tuvieron un paso indiscreto y además surgió el conflicto de la Euroliga que derivó en un bajón de ilusión tanto a nuestro mecenas como a la directiva, por la dificultad que a partir de ese momento tendría poder estar en Euroliga con los mejores. Peleamos para que esa Euroliga con licencias no fuera una realidad pero finalmente no se pudo hacer nada.

En la temporada 2008-2009 es verdad que se sufre un bajón de ilusión por parte de los hermanos Roig, sobre todo de Juan, porque las expectativas y la inversión que se hicieron en el equipo no dieron los resultados esperados porque habíamos hecho un presupuesto muy importante, el más alto de la historia y el final fue muy decepcionante porque la gente abandonaba la Fonteta antes de hora e incluso nos enteramos de que antes del partido había jugadores como Williams que ya tenía el billete para regresar a Estados Unidos.

Eso nos dejó muy decepcionados a todos porque Valencia Basket, entonces Pamesa Valencia, no merecía esas actitudes de esos jugadores y eso nos derivó en un bajón importante que llegó en el verano de 2009 por toda la situación vivida en la temporada anterior donde incluso algunos aficionados increparon a Juan Roig, algo que no se podía consentir.

· ¿Por qué esa defensa a Juan Roig?
· Porque nadie se merece que le digan esas cosas y menos Juan Roig. Es que nadie que aporte dinero a un equipo para que disfrutemos de ello toda la sociedad lo mínimo que se merece es el respeto por si fallamos, callarnos y punto, pero no insultar y decir fuera y esas cosas. Esto es muy triste.

Hay que comprender que esto es deporte y el que paga un abono de 100 euros cree que tiene tanto derecho como el que pone 200 millones o cinco millones. Y eso no es así. 

· ¿Como puede ser que haya alguien que lo critique?
· Yo creo que hay pocos y si hay alguien que lo critique es porque no sabe de lo que habla. O alguien no le ha explicado lo que aporta este señor o no quiere enterarse. Me parece una barbarie que se metan con Juan Roig.

· ¿Sin él se podría haber vivido algo parecido en cuanto a baloncesto en Valencia?
·Siempre he dicho lo mismo, como una de las personas a la que Arturo Tuzón le encargó que el Valencia Basket fuera viable, no he conocido a otro que no fuera Juan Roig y entonces no me pasa por la mente que empresario valenciano aporte  lo que hace Juan Roig sin ningún tipo de posibilidad de retorno. El único retorno que se puede tener es el cariño que se le puede dar, que debería ser lo mínimo porque lo que ha hecho este señor es aportar dinero para que disfrutemos todos. 

La idea es la siguiente: Él aporta siete/ocho millones de euros para que tú puedas disfrutar con cien euros de lo mismo que él, sufras en la cancha y te vayas a casa enfadado si pierde o contento si gana. Porque a él le pasa igual y además de eso aporta el dinero y cuando las cosas van mal, el que más sufre es él.

Lo que creo que pasó en 2009 cuando Juan Roig anunció su salida, la gente se volcó en esa temporada, con la Fonteta repleta buscando una remontada épica ante el Monks. Superada esa eliminatoria conseguimos ganar la Eurocup. Una temporada que parecía que iba a la nada, con Juan Roig anunciando su marcha, Pamesa que se había marchado, Sola tiene que encontrar un patrocinador que no encuentra en Octubre y que llegó en noviembre Power Electronics y a partir de ahí todo empezó a rodar.

Algo parecido pasó en el Valencia CF en el descenso y yo creo que la gente cuando se da cuenta realmente del peligro que puede suponer que su sentimiento pueda terminar, como pasó con Juan Roig, se dio cuenta de que la solución no era silbar o increpar a los que pone el dinero, es cuestión de respetar muchísimo sus decisiones, las que sean, y apoyarlo para que no pierda la ilusión de poner el dinero.

· ¿En que punto de ilusión está hoy Juan Roig?
· Ahora está en un punto ideal, de satisfacción total. Nunca llega a ser total del todo, pero en un punto alto de satisfacción porque todavía podemos hacer más cosas y mejorar para darle más ilusión y satisfacción a Juan y a toda la afición y especialmente a él, porque es un humano como otros. 

Quiere que Valencia Basket siga creciendo y cree que se ha encontrado el camino correcto, creciendo con los presupuestos equilibrados, sin desmadrarse porque la realidad sea dicha, el baloncesto no genera lo suficiente para pagar los salarios que se pagan, si no tienes un gran patrocinador detrás del estilo del mecenas nuestro, no puedes conseguir los hitos grandes. El fútbol tiene esa repercusión en ingresos que no tenemos nosotros, por ejemplo en el contrato televisivo que antes de la llegada de Movistar casi teníamos que pagar para que nos retransmitieran. Para hacernos una idea, si aquí lo haces muy bien y juegas la final de la ACB puedes ganar 700.000 euros de la televisión.

· ¿El objetivo del club es conseguir una plaza Euroliga?
·  El objetivo es seguir el camino marcado y, evidentemente, conseguir plaza en Euroliga, pero para conseguir plaza en Euroliga hay que seguir la pauta de la competición. Si empezamos a hablar ahora recién empezada la temporada de Euroliga no iremos a ningún sitio. Pero nuestro objetivo en Eurocup es llegar a la final, una vez lleguemos ganar y así estar en Euroliga, pero tenemos que seguir los pasos de la competición. En siete años hemos conseguido dos Eurocup y hemos jugado una final, no está mal y hemos jugado un choque a vida o muerte ante el Real Madrid en Euroliga. Desde 2009 hasta ahora solo podemos hablar de un camino ascendente y buena.

· Personalmente, ha vivido todo en Valencia Basket. ¿Como sería su vida sin baloncesto?
· Yo estaba vinculado al Valencia CF, porque mi pasión también es el fútbol, pero en el año 1986 la falta de viabilidad de la sección en el mejor momento de la historia hasta la fecha se tuvo que buscar estos mecenas que estaban interesados en hacer un equipo. Es justo decirlo que Pedro Cortés y Pepe López aportaron casi un millón de pesetas que nos hacía falta para ir a jugar la fase de ascenso porque el Valencia CF estaba en segunda y no había un duro para que la sección de baloncesto pudiera viajar.

Después de eso le planteamos a Arturo Tuzón la situación y él nos dijo que adelante, que buscáramos una solución porque era inviable una sección de baloncesto debido a la situación financiera que atravesaba el Valencia CF y encima tras el ascenso de categoría que necesitaba un aumento de inversión.

Se encontró la viabilidad segregando la sección de baloncesto como ya hiciera en su día el Atlético de Madrid, con lo que era todo totalmente legal. El Valencia CF no se desentendió del baloncesto, pero era inviable debido a la situación del club era imposible llevarlo a cabo y no quedó más remedio que segregarlo.

· Después de estos inicios complicados, ver la situación actual ¿qué produce?
· Es una maravilla. Ver ahora anotar un mate como ante Baskonia y que el pabellón salte es un orgullo para cualquier directivo porque ves la felicidad de miles de personas, entonces el sufrimiento pasa a segundo plano. Lo que nos importa a los directivos es ver disfrutar a la afición.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email