X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de marzo y se habla de VALENCIA CF ELCHE CF Hércules CF ivf
GRUPO PLAZA

Gracias Jorge por recordarme el orgullo que es ser valencianista  

15/11/2016 - 

VALENCIA. A las 9.30 horas de este lunes 14 de noviembre, un buen amigo me envió un mensaje que hubiera querido no recibir nunca. "Ha fallecido Jorge". Era escueto pero duro. Durísimo. Jorge es Jorge Iranzo, ese señor que durante las últimas décadas se ha dedicado a invertir su tiempo y su dinero en un sentimiento que miles de personas compartimos. Jorge ha acompañado al Valencia CF en todos, repito, todos, los desplazamientos del equipo lejos de Mestalla, excepto dos encuentros. 

Esa frase y ese dato, él me lo ha repetido muchas veces en los últimos años. Me lo ha reiterado en los muchísimos momentos que hemos compartido en los hoteles de concentración del Valencia CF. Seguro que yo soy sólo uno más de los muchos amigos de viaje que han disfrutado horas con Jorge en sus cientos y cientos de desplazamientos. Sin embargo, para mí, él siempre ha sido un tipo diferente. Un gran tipo. Un buen amigo. Humilde, cercano, pausado y optimista. Siempre optimista. Visitáramos el estadio que visitáramos, él estaba convencido de que el Valencia CF ganaba. No flaqueaba nunca, no dudaba nunca. Evidentemente, las decepciones se las llevaba después en el coche, de alquiler, con el que ha recorrido las carreteras de toda España y media Europa, pero él siempre recordaba los regresos a casa con victorias. Era su manera de ver la vida y al club de sus amores. 

Nunca se posicionó con o contra una directiva. Siempre fue fiel a su escudo, a su club. Como él mismo reconocía, él estaba ahí para aportar su pequeño granito de arena en las buenas y en las malas. Entendía su vida así, cerca del Valencia CF y así ha tenido la gran suerte de vivirla. Estoy seguro de que se ha marchado con una mochila de experiencias y de vivencias que pocos, por no decir ninguno, los que amamos al Valencia CF podremos llevarnos. 

Escribo estas líneas con una pena terrible por saber que ya no podré escuchar tus análisis en cada media parte en el descansillo de Tribuna, ni podré saludarte en cada hotel lejos de casa para debatir sobre la actualidad valencianista. Esos debates siempre empezaban con tu mítico "hoy ganamos" y así era como te despedías antes de irte hacia el estadio porque tu preferías ir con tiempo para aparcar y picar algo cerca. Te vas siendo una auténtico mito silencioso del fútbol. Siendo un mito del valor más preciado que tiene el fútbol y al que más se le maltrata: El aficionado. 

Recuerdo como si fuera ahora la cena en Coruña en la que me dijiste que te encontrabas mal. No me quiero acordar de los últimos meses y de los mensajes que hemos intercambiado en WhatsApp, porque veía que te apagabas pese a tu lucha y optimismo. Hoy me quiero acordar de la lección de valencianismo que me has enseñado y que te prometo que pienso aplicar. Ser del Valencia CF nunca puede ser motivo de vergüenza, por muy mal que se gestione el club, por muy malos momentos deportivos que se atraviese. Ser del Valencia CF es un sentimiento que llevamos dentro, una manera de vivir y sin duda el orgullo más grande que podemos sentir. Jorge, te prometo que ahí arriba vas a ver a este club volver a sonreír y a su gente emocionarse. Ese día espero que de alguna manera me digas: "Te dije que hoy ganábamos". 

Jorge, no se te ocurra quitarte tu pañuelo del Valencia CF ahí arriba. No lo hagas porque tu Valencia CF te espera en cada estadio porque seguro que acudirás. Jorge, gracias por todo los valores que nos has enseñado estos años. 

PD: Los calendarios que has editado durante 20 años no dejarán de editarse y siempre serán los calendarios de Jorge Iranzo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email